Los índices se crean con cestas de valores individuales, que se llaman valores constituyentes del índice. Es muy útil para poder analizar las variaciones del precio de varias empresas de un solo vistazo.
Un índice bursátil es un valor numérico, que se calcula según los precios de mercado de cada uno de los valores que componen ese índice en un momento determinado. La rentabilidad de un índice es la variación de su valor de un periodo a otro.
Actualmente existen cientos de índices. Los más importantes no representan todas las empresas de una economía, ni siquiera todas las que cotizan, si no que están formados por aquellas que son más significativas (en general, las más grandes). Por lo tanto, cuando los periodistas hablan de que la bolsa sube o baja, se están basando en un índice bursátil.

Los principales índices bursátiles en el mundo son:
Asia
• SSE Composite Index (Shanghái, China)
• Hang Seng (Hong Kong)
• Nikkei 225 (Tokio, Japón)
• Kospi (Seúl, Corea del Sur)

Europa
• FTSE MIB (Milan, Italia)
• Ibex 35 (Madrid, España)
• CAC 40 (París, Francia)
• DAX 30 (Fránkfurt, Alemania)
• FTSE 100 (Londres, Gran Bretaña)

América
• S&P/TSX 60 (Toronto, Canadá)
• Dow Jones (Nueva York, EE. UU.)
• S&P 500 (Nueva York, EE. UU.)
• Nasdaq 100 (Nueva York, EE. UU.)